PRIMERO: Definir el problema